Whatsapp, Allo y el apasionante futuro de la mensajería

Hoy Whatsapp ya nos parece una herramienta indispensable para comunicarnos en el día a día, compartir enlaces, contactos, ubicaciones, archivos... Pero lo que vendrá en los próximos años irá mucho más allá, y el primer paso lo acaba de dar Google lanzando Allo.


Hace un tiempo Telegram intentó quitarle el puesto a Whatsapp. Tenía nuevas funcionalidades, era más seguro y hay quien dice que incluso funcionaba mejor, y encima era gratis cuando por aquel entonces Whatsapp era de pago. Y sin embargo no consiguió arrebatarle el trono. Quien golpea primero golpea dos veces y convencer a todos tus contactos de que se cambien es una tarea inútil por muy buenos que sean tus argumentos.

¿Correrá Google la misma suerte que Telegram y otros que lo han intentado? Si algo ha demostrado la historia es que los usuarios somos perezosos, pero en este caso Google podría usar eso a su favor. Hoy nadie pone en duda la supremacía de su buscador. Integrarlo dentro de la app de mensajería es un paso lógico, una funcionalidad que se volverá imprescindible e indispensable.

Por supuesto Whatsapp (Facebook) puede desarrollar su propio buscador o asociarse con un tercero ¿Bing? pero aún así Google ya iría un paso por delante. Las posibilidades son ilimitadas, con el aliciente de facilitar la vida al usuario a la vez que se abren nuevas vías de monetización.

La inteligencia de su buscador podría advertirnos que mañana va a hacer mal tiempo si es que estamos hablando de quedar para montar en bici, mostrarnos en el chat un trailer de Youtube sobre la película de la que estamos hablando o incluso ofrecernos comprar las entradas para el cine, indicándonos a qué hora tendríamos que salir de casa para llegar a tiempo.

Recomendarnos restaurantes con la mejor puntuación si hablamos con alguien de quedar para comer, ofrecernos reservar un hotel si planeamos un viaje, o información de utilidad sobre cualquier tema sobre el que estemos hablando de forma pro-activa y sin que tengamos que ir expresamente al buscador.

El ecosistema de Google es hoy imprescindible, y si bien es cierto que Whatsapp ya hace uso de algunas como la de compartir una ubicación a través de Google Maps, Google tendría la sartén por el mango a la hora de integrar mejor algunas cosas. Se me ocurre por ejemplo emplear su traductor para hablar en tiempo real con interlocutores en otros idiomas.

Tengo la sensación de que en el futuro haremos casi todo a través de la app de mensajería. Por supuesto comunicarnos, pero también otras cosas como mandar dinero entre particulares, realizar trámites, comprar y vender cosas (a lo Wallapop), pedir un taxi, hablar con atención al cliente de cualquier compañía, o pedir cita con el médico.

¿Y si todo ello ya viniera integrado en tu teléfono? ¿Y si no fuera necesario descargar ninguna app? Si Google aprovecha la posición dominante de Android las cosas podrían ponerse interesantes. Por el momento ya se han sacado de la manga que los usuarios puedan recibir mensajes incluso sin tener instalada su app. Por supuesto Facebook también cuenta con buenas cartas, su red social no es moco de pavo. Las cosas se ponen interesantes.

Gama Lumia 2016



(haz clic en la imagen para ampliar la tabla comparativa)


Tal y como anunció Satya Nadella Microsoft ha reducido la caótica gama Lumia simplificándola y haciendo más sencilla la elección para el usuario. A partir de ahora sólo veremos uno o dos teléfonos por categoría:


  • Gama de entrada / teléfonos para empresa: se acaba de presentar el Lumia 550 a un precio de 130 dólares, aunque me atrevería a pronosticar que lo veremos por debajo de los 100€ y será el típico teléfono que ofrecerán las operadoras gratis. Un smartphone con una relación prestaciones/precio imbatibles y con todo lo que una empresa pueda necesitar: Office, Skype, OneDrive, Correo, Navegación GPS con mapas descargables, Internet Explorer, Cortana... Buen rendimiento, buena pantalla y buena batería ¿algún otro teléfono ofrece todo eso por ese precio? yo creo que no.
  • Gama económica: los Lumia 640 y 640 XL ya llevan algún tiempo con nosotros y sólo tienes que preguntar a algún poseedor de los mismos para confirmar que todo el mundo habla maravillas de ellos. Gama alta a precio de gama media/baja.
  • Gama premium: lo que todo fan busca en un flagship está en los Lumia 950 y 950 XL. Los procesadores más potentes de Qualcomm, pantalla y cámara de lo mejorcito del mercado, USB type-C, refrigeración líquida, y el revolucionario sistema Continuum que te permite conectar el móvil a un monitor, teclado y ratón convirtiéndose en un PC completo con Windows 10. El precio puede parecer caro hasta que lo comparas con teléfonos de la competencia que valen casi el doble.
Estos se podría decir que son los teléfonos a los que queda reducida la gama Lumia de cara a la próxima campaña de navidad y yo no esperaría novedades en bastantes meses. Todos los teléfonos tienen potencia suficiente para un rendimiento óptimo (recordemos que Windows Phone necesita muchos menos recursos que Android para correr fluidamente porque está más optimizado), todos cuentan con 4G y Glance (sólo por esta última característica ya es suficiente para mi para optar por un Lumia por encima de cualquier otro teléfono).

Windows Continuum

Tecnología revolucionaria que permite usar el smartphone como si de un PC se tratara simplemente conectándolo a un monitor, ratón y teclado, de forma inalámbrica o por cable a través de un dock. No sólo ahorras tener que comprar la torre de PC (y una copia de Windows y Office), además te evita tener que cargar con un portátil y llevar todo lo necesario siempre contigo dentro de tu bolsillo.


Glance


Es una tecnología de pantalla que muestra de forma permanente diversas notificaciones personalizables en pantalla como llamadas perdidas, Whatsapps, mensajes, la hora, el calendario, el tiempo... ¡sin apenas consumir batería! ¿te imaginas tener el móvil encima de la mesa y de un vistazo saber la hora y ver si tienes notificaciones? ¿o sacar el móvil del bolsillo y poder ver todo lo importante sin tener que encerderlo? Una vez que lo pruebes no podrás vivir sin ello y la competencia lo más parecido que tiene son las notificaciones por led de colores, ¡están a años luz!



ClearBlack

Me hace mucha gracia cuando mis amigos sacan sus caros móviles Android y los ponen junto al mio estando en la calle: en sus pantallas no se ve prácticamente nada, mientras que en el mio, que cuesta la mitad o menos, se ve con nitidez y colores vivos, incluso a plena luz del sol. Al final lo importante de un móvil no son los gHz o la RAM, sino que funcione fluido y puedas verlo sin tener que buscar un lugar oscuro porque la pantalla no se ve un carajo a la mínima que le da un poco el sol.



SensorCore

Si hay algo que llevamos siempre encima es nuestro teléfono móvil, por lo que usarlo para medir nuestra actividad física sin necesidad de usar pulseras cuantificadores es una idea genial (además de un ahorro). SensorCore está todo el tiempo funcionando, midiendo tu actividad física sin necesidad de hacer uso del resto del hardware, por lo que no lo notarás en el consumo de batería.

¿Qué empresas dominarán el futuro y cuáles desaparecerán?



¿Alguien recuerda las máquinas de escribir, las cámaras de fotos con carrete o las enciclopedias encuadernadas en lujosos tomos de papel? La disrupción tecnológica acabo con ellos de forma inesperada. ¿Qué pasó con los accionistas de empresas como Olivetti o Kodak? Pues que aquellos que no lo vieron venir palmaron mucho dinero.

Cuando veo a inversores comprando empresas del Ibex35 para el largo plazo, principalmente bancos (Santander, BBVA, Sabadell, Popular, Caixabank, Bankia, Bankinter) y otras compañías carne de disrupción como Telefónica, Endesa, Iberdrola, Mapfre, Repsol, o Mediaset, se me activa la señal de alarma.

Bancos, energía, teleco, y TV son precisamente los sectores cuyo modelo de negocio puede verse más amenazado en un futuro próximo. Y quitando alguna excepción como Inditex o Grifols parece que no tenemos otra cosa en España, o al menos en el selectivo español.



Banca


Los bancos tradicionales gozan de una malísima reputación que se han ganado a pulso a base de prácticas poco éticas y comisiones desproporcionadas. Pero es que además soportan un coste de negocio (surcursales, con todo lo que ello implica) completamente inútil y anacrónico.

Los pagos con el móvil ya son una realidad (Apple Pay y Android Pay) y dada su comodidad y seguridad no tardarán en popularizarse. Las transacciones entre usuarios se realizarán mediante servicios como Paypal o la función de enviar pagos de Facebook a través de Messenger y cuya evolución natural será su integración en Whatsapp.

Incluso en la Unión Europea se lleva años debatiendo sobre la conveniencia de suprimir el dinero en efectivo: además del enorme ahorro que supone dejar de emitir monedas y billetes facilita la lucha contra el fraude fiscal y la corrupción.

En cuanto al crédito, el venture capital, el crowdfunding o los préstamos P2P parecen mucho más efectivos que sostener una banca a la que hemos tenido que rescatar con el dinero de todos por su impericia a la hora de dar crédito irresponsablemente.



Energía


El autoconsumo energético es un futuro inevitable cada vez más próximo a medida que el coste de las baterías  y los paneles solares se abarata a un ritmo que nadie imaginó tan rápido. Por el mismo motivo también llegará el día en que el coste de las baterías permita al coche eléctrico ser una opción más competitiva que el de combustión. Si hoy pudiéramos tener certeza del coste que tendrá el combustible durante la vida útil de un nuevo coche quizá podríamos afirmar que esa día ya ha llegado.

Dos compañías fundadas por el mismo hombre parece que jugarán un papel importante en esto: Tesla (baterías) y SolarCity (placas solares). No me extrañaría que fueran compradas por alguno de los otros dos gigantes que han demostrado interés por la energía solar, Google y Apple.

Por cierto, el modelo de negocio de SolarCity consiste en alquilar las placas solares a un coste inferior al que supondría pagar las facturas a la compañía eléctrica por la misma cantidad de electricidad que son capaces de generar las placas solares. La cuota de alquiler incluye el diseño, instalación, mantenimiento, reparación y sustitución de las mismas cuando cumplan su vida útil, y su rentabilidad está garantizada para el usuario por contrato.




Telecomunicaciones


Las redes terrestres de las telecos actuales pueden tener los días contados. Qualcomm, Virgin y Airbus han unido sus fuerzas para crear Oneweb, un proyecto que pretende dar conexión a Internet de alta velocidad en todo el mundo mediante nada menos que 648 satélites.

Como rival ni más ni menos tenemos a SpaceX capitaneada por Elon Musk (sí, el mismo de Tesla y SolarCity) con un proyecto de nada más y nada menos que de 4.000 satélites. Y por si fueran pocos ahora se ha sumado Samsung a la fiesta anunciando un proyecto similar. Y tampoco hay que perder de vista a los conocidos proyectos de Google y Facebook de ofrecer Internet mediante globos y drones respectivamente.

¿Serán SpaceX, Virgin, Samsung, Google o Facebook tus proveedores de Internet en un futuro? La tecnología e inversiones necesarias para llevar a cabo este tipo de despliegues está completamente "fuera de órbita" para las telecos convencionales. Y si tratamos de mirar un poco más lejos cuando la tecnología haya alcanzado la suficiente miniaturización los móviles podrían igualmente sustituir las redes terrestres por estos mismos satélites, lo que supondría la desaparición de muchas conocidas como Movistar, Orange o Vodafone, por mencionar las más conocidas en nuestro país.



Seguros


Las viejas compañías de seguros sencillamente se van a encontrar en una posición de desventaja muy pronto. Tener acceso a los movimientos de tus pagos con el móvil podría permitir a Google por ejemplo determinar qué hábitos saludables sigues, con qué frecuencia practicas un deporte, cómo de sana es tu alimentación, qué búsquedas relacionadas con la salud realizas o gracias al GPS cuánto caminas. Las posibilidades para ajustar datos estadísticos en la generación de seguros de vida o salud son inmensos.

Exactamente igual con los seguros de coche. Mediante la medición (autorizada) de los datos del GPS se podrían obtener hábitos de conducción, kilómetros recorridos al año o determinar si se circula en vías con más o menos siniestros.

Todos esos datos situarían a Google una posición de información privilegiada para o bien vender esos datos a las viejas (o nuevas) compañías de seguro o bien comercializarlos directamente.

Claro que otra disrupción en este sector se dará cuando los coches autónomos sean una realidad. Eliminado el error humano y manejados por máquinas que harán de los accidentes de tráfico historia ¿qué sentido tendrán los seguros de coche?


TV, revistas, periódicos, entretenimiento...


Los medios tradicionales han ido encadenando error tras error. Primero subestimaron Internet. Después ignoraron su potencial, y quisieron trasladar su modelo sin aprovechar las ventajas que presentaba. Y su última metedura de pata ha consistido en pretender que Google les pagase dinero por aparecer en los resultados de búsqueda, con el previsible final que cualquiera hubiera esperado, excepto ellos cegados por su avaricia e ignorancia.

La juventud cada vez pasa menos tiempo delante de la TV y más con su Smartphone, consumiendo contenidos bajo demanda. La TV, la radio, y la industria discográfica es lo viejo. Spotify, Apple Music, Netflix, Youtube o Facebook vienen a sustituir lo que ya ha quedado desfasado.




Qué empresas dominarán el futuro


Google, Apple, Microsoft, Facebook y Amazon son las mejor posicionadas dada su posición dominante en otros ámbitos para provecharse de estos cambios. Por ejemplo la combinación del monopolio que ostentan en SO móviles sumado a las tecnologías de seguridad biométricas son una oportunidad para hacerse con el negocio mundial de los pagos. Facebook y Whatsapp también tendrán algo que decir aquí.

El mismo monopolio de SO sumado a otros dispositivos para conquistar la TV (la Xbox en el caso de Microsoft) les conducirá a centralizar el consumo mundial de entretenimiento (música, vídeo y juegos). El futuro del entretenimiento también pasa por la realidad virtual y en Facebook lo saben y por eso compraron Oculus.

Y lo mismo con la publicidad. La publicidad masiva es publicidad ineficiente y basura, que dará paso a una publicidad contextual que nos mostrará lo que necesitamos cuando lo estemos buscando y no en otro momento. Aquí la apuesta es acostumbrar al usuario a utilizar los asistentes personales (Siri, Google Now y Cortana) que serán la vía hacia esa publicidad contextual. La otra parte de la tarta de la publicidad se la llevará Facebook quién además de diversificar su negocio con los pagos parece estar trabajando en añadir a su red social funciones para convertirse en un gigante del comercio electrónico.

En cuanto al comercio minorista pocas dudas caben de que Amazon está alcanzando un nivel de inversiones que no será fácil replicar para un posible competidor. Incluso su idea de entregar determinados envíos mediante drones ya no me parece algo tan descabellado.

También gracias a la gran cantidad de cash que manejan estos 5 gigantes podrán invertir en nuevos negocios o adquirir compañías. Ya he mencionado algunas de las empresas que no me extrañaría que fueran compradas por alguno de ellos en el caso de que llegaran a ser una oportunidad o un riesgo para su negocio: Paypal, Tesla, SolarCity, SpaceX, Spotify, Netflix...

En el caso de Microsoft vería razonable la compra de TomTom o PayPal aunque quizá con el empacho de Nokia no tengan muchas ganas por el momento. Para Apple un buscador complementaría a Siri y le permitiría no depender de un tercero. La ambición de Google (ahora Alphabet) parece no conocer límites, lo cual dispara mi imaginación y me vienen a la cabeza impresoras 3D, biotecnología, domótica, robótica, drones...

Esta es una partida de ajedrez con al menos 5 ganadores claros y muchos perdedores. Pero ojo, las verdaderas disrupciones siempre vienen por sorpresa y nadie está a salvo.

Por qué pienso que Windows Phone es el mejor SO móvil en la actualidad



Windows Phone es ese sistema operativo que al mencionarlo genera reacciones de menosprecio y desaprovación ¿pero no te has enterado que Android/iOS mandan por algo? ¡Windows Phone está muerto!

En cambio cuando les dejas el móvil su reacción cambia por completo:
-¡No puede ser! No es el concepto que tenía de Windows, no tiene lag, no le falta absolutamente ninguna funcionalidad, es sencillo, intuitivo, rápido y fluido ¿y dices que cuesta la mitad que mi Samsung? ¡Wow!

Y es que Windows Phone llegó al menos con 5 años de retraso respecto a sus competidores. El iPhone se puso a la venta en 2007 mientras que Android lanzó su primer dispositivo en 2008. Y 5 años en el mundo de la tecnología son un mundo. En la mente de los usuarios aún permanece la fotografía de un Windows Phone que llegó el último, muy verde y lleno de carencias.

Sin embargo como vemos en esta tabla, en sólo 2 años ha conseguido ponerse a la altura, y hoy podemos decir que no existe ninguna funcionalidad importante en iOS o Android que no esté también en Windows Phone:



Y es ahora, cuando muchos dan a Windows Phone por muerto, cuando verdaderamente comienza lo bueno. El sistema ya cuenta con una buena base, que comparativamente es más eficiente que Android y similar a iOS pero a diferencia de esta última con posibilidad de competir también en la gama baja y media.

No es una opinión subjetiva, es un hecho que confirman los benchmarks y que pudimos apreciar notablemente en un terminal que ha salido al mercado tanto con Android como con Windows Phone: el HTC One. Con exactamente el mismo hardware, la versión con Windows tenía una mayor duración de batería y mayor rendimiento. Y el HTC One es un terminal de gama alta, si nos vamos a la gama baja es donde la ventaja de Windows Phone es mucho más evidente.

Esto que puede parecer moco de pavo se traduce en que Windows Phone consigue funcionar razonablemente bien con mucho menos hardware que Android, y a su vez esto quiere decir que los terminales con Windows Phone son y serán económicamente más competitivos, pudiendo ver móviles por 100€ o incluso menos con un funcionamiento exquisito.




La falta de apps en cantidad y calidad


Tener una cuota de mercado reducida tiene un grave inconveniente, y es que por muchos esfuerzos que ponga Microsoft en mejorar el sistema la pequeña cuota de usuarios no resulta atractiva para los desarrolladores de apps, que prefieren concentrar sus esfuerzos en iOS y Android (especialmente en la primera, que son los que más gastan en apps).

Sin embargo Microsoft lejos de quedarse de brazos cruzados ha puesto en marcha varias medidas que deberían comenzar a dar sus frutos en los próximos meses:

  • Apps universales: Microsoft se pone un paso por delante de la competencia y con Windows 10 se hace realidad el disponer de un mismo SO multiplataforma (PC/tablet/móvil/Xbox) y con ello la posibilidad de que una misma app pueda funcionar en distintos dispositivos adaptando su interface automáticamente.
  • Project Astoria: permitirá a los desarrolladores convertir sus apps de Android a Windows.
  • Project Islandwood: permitirá a los desarrolladores convertir sus apps de iOS a Windows.
En cualquier caso que nadie se asuste. En Windows Phone encontrarás apps para prácticamente cualquier cosa que necesites, y por supuesto las más populares como Whatsapp, Twitter o Facebook. Además de apps nativas como Here Drive, uno de los mejores navegadores GPS que existen, muy superior al que trae Android y con posibilidad de descargar los mapas de toda Europa.



La ventaja de Windows Phone


Ya partimos de la base de un SO mejor optimizado y que en cuanto a funcionalidades no tiene nada que envidiar a la competencia, motivos suficientes para que Windows Phone comience a remontar en cuota de mercado.

Pero es que además si volvemos de nuevo a la tabla de arriba, nos damos cuenta que tanto a Apple como a Google parece que se les están agotando las ideas. En los últimos años no han introducido ninguna mejora remarcable en sus sistemas. Apenas corrección de errores, mejoras de rendimiento y retoques estéticos.

Por primera vez, Microsoft deja de ir a remolque y una vez incorporadas todas las funcionalidades que ya tenían iOS y Android por fin puede comenzar a introducir verdaderas innovaciones. La primera de ellas será Windows Continuum for Phones, que consistirá ni más ni menos que en convertir nuestro móvil en un completo PC simplemente conectándolo a un monitor, teclado y ratón. Ojo, porque esto puede suponer un antes y un después.

Pero si hay algo que sin duda aprovecharán será la convergencia. No somos pocos quienes tenemos un PC en el escritorio, una Xbox en el salón y un Smartphone en el bolsillo. Que todos ellos funcionen con el mismo SO presenta unas evidentes ventajas de integración y nos facilita mucho la vida, además de la sencillez que supone usar en todos ellos la misma interface.




¿Pero Microsoft no había abandonado Windows Phone?


Nada más lejos de la realidad. A pesar de la manipulación de algunos medios en relación a los últimos resultados financieros de Microsoft lo cierto es que en Microsoft no tienen ninguna intención de abandonar la plataforma. Lo que hay es un nuevo CEO, Satya Nadella, que se ha encontrado una terrible operación de compra del anterior CEO, Steve Ballmer.

Nokia estaba sobredimensionada, las fábricas obsoletas, y la gama de producto demasiado grande y confusa, por lo que Nadella ha cogido el toro por los cuernos, y está afrontando los gastos de reestructuración necesarios para garantizar la supervivencia de la división. Esto incluye despidos, externalizar la fabricación para volver a ser competitivos, reducir el número de lanzamientos a uno o dos al año y el número de categorías en las que lucharán a tres: dispositivos orientados a empresas, teléfonos para consumidores que buscan smartphones baratos, y terminales de gama alta para los verdaderos entusiastas.

Pero que Microsoft esté poniendo toda la carne en el asador sigue sin ser suficiente para algunos, que afirman sin ruborizarse que Windows Phone está muy verde (sin haber tocado un terminal con Windows Phone en años o quizás nunca) y que Microsoft dejará de fabricar Lumias. Un par de datos para todos ellos:

  • La inversión en I+D de Microsoft en los 4 últimos cuatrimestres ha sido de 12.000 millones de dólares, la de Google 11.000 millones (y eso que Microsoft no invierte en cosas tan estrafalarias como Google).
  • Una de las frases más repetidas por el CEO de Microsoft es "Mobile first, Cloud First" (Primero el móvil y primero la nube).
  • En sólo 2-3 años se han puesto a la altura de iOS y Android en cuanto a funcionalidades.
  • Ya van un paso por delante de la competencia en cuanto a universalidad, convergencia, Continuum...
  • En los últimos años iOS y Android apenas han avanzado y sus compañías parecen más centrados en otros proyectos.
  • Recordemos que por cada teléfono Android que se produce los fabricantes tienen que pagar a Microsoft una compensación por violación de patentes ¿quien innova y quien copia a quién?

El siguiente paso lógico para Windows Phone será hacer más vistosa la interface, lanzar flagships con tecnologías a la vanguardia, y apoyar las ventas con una buena campaña de márketing que de a conocer el nuevo sistema dejando atrás antiguas creencias preconcebidas. Lo lógico será ver todo esto el próximo año.




Por qué estoy enamorado de mi Windows Phone


A día de hoy sigo empleando un teléfono con casi 3 años de antigüedad. Cuando era usuario de Android cambiaba de móvil cada año porque realmente nunca llegué a sentirme a gusto. Pero con mi Lumia 920 no tengo esa sensación, el móvil no ha empeorado su funcionamiento con el paso del tiempo como sucede con Android, y lo más sorprendente es que en todo este tiempo no he dejado de recibir actualizaciones del sistema y también recibiré después del verano Windows 10 ¿Cuantos Android siguen recibiendo actualizaciones después de uno o dos años?

Pero lo que de verdad hace que me sienta feliz con él es que cumple en todos los aspectos que verdaderamente son importantes para mi en un teléfono:

  • La pantalla se ve bien en exteriores y con sol, gracias a la tecnología ClearBlack.
  • El móvil me muestra permanentemente las notificaciones, la hora, la fecha y el nivel de batería, sin tener que pulsar ningún botón ni hacer nada, gracias a la tecnología Glance (en la foto). Cuando pruebas esto, el led de notificaciones que es lo más parecido que tiene la competencia te parece algo prehistórico.
  • La cámara de fotos es realmente buena, gracias a la tecnología Pureview y la óptica Carl Zeiss.
  • Pequeños detalles como, el botón dedicado de cámara, la carga inalámbrica, teclado Wordflow, desbloqueo con doble toque...
  • Aunque reconozco que en el tema de las apps va un paso por detrás, yo tengo todas las que necesito: Whatsapp, Facebook, OneDrive, OneNote, Flipboard, Kindle, 6tag (Instagram), Nextgen Reader (Feedly), mPop (Wallapop), Metrotube (Youtube), Pushpin (Pushbullet), Wunderlist, Rain Alarm las clásicas que vienen con el sistema (Here Drive con los mapas de toda Europa descargables, Traductor con diccionarios descargables y traducción por cámara, Sensor de datos, Sensor de almacenamiento, Sensor de batería...) y un buen puñado de juegos tontos (Stick Hero, Doodle Run, Doodle Jump, Crossy Road, Chipfly, Duet, Drawtopia, Flappy Bird, Super Polygon, Subway Surfers...)




Interface


La interface de Windows Phone es una de esas cosas que odias o amas. Microsoft se desmarca de los clásicos iconos empleados en Android e iOS y ofrece algo distinto: los tiles. Los tiles (o baldosas) son cuadrículas detamaño personalizable con doble propósito: por un lado son un acceso directo a las apps y por otro muestran información en una o varias secuencias que van alternándose haciendo que la pantalla sea algo "vivo" y no estático.

Digamos que son tan útiles como los widgets, pero a la vez mantienen la armonía del conjunto. Para mi suponen un paso más allá de los clásicos iconos, ya que de un sólo vistazo me permiten obtener toda la información que quiero a la vez que puedo concentrar tantos tiles en una sola pantalla que en iOS o Android serían necesarios 5 o más escritorios (con el ahorro de tiempo que supone tenerlo todo a una sola pulsación).

Deslizando de arriba a abajo desplegamos el action center. Que combina por un lado accesos directos a los ajustes más frecuentes (wifi, bluetooth, bloqueo de rotación, configuración) con el centro de notificaciones. Similar al resto de sistemas.

Deslizando de derecha a izquierda accedemos al listado completo de aplicaciones, algo que tendrás que hacer poco porque como digo la versatilidad de los tiles te permite tener todo a mano de forma inigualable. En cualquier caso la lista de apps con el buscador, las apps recientes destacadas y el acceso alfabético me resulta mucho más práctico que navegar de pantalla en pantalla buscando iconos como sucede en el resto de sistemas.

Windows Phone dispone de 3 botones (capacitivos en terminales de gama alta o integrados en la pantalla en la gama baja):
  • Atrás: un toque para volver atrás, o mantener la pulsación para mostrar todas las apps abiertas y a continuación cerrar o elegir donde queremos ir.
  • Windows: un toque para volver a la pantalla principal.
  • Búsqueda: un toque para acceder a Cortana, donde podemos
    • Buscar en Internet.
    • Buscar archivos del teléfono.
    • Que reconozca el título de una canción que está sonando.
    • Pedir a Cortana todo tipo de tareas e información: que haga una llamada, que nos recuerde algo (por ejemplo, "recuérdeme que riegue las plantas al llegar a casa" o "recuérdeme que compra leche al ir al súper", o "recuérdeme que llame a Juan dentro de 1 hora") que añada eventos a nuestro calendario, que modifique las alarmas "despiérteme dentro de 20 minutos), que nos lleve a algún sitio "¿cómo está el trafico de camino al trabajo?", "¿A cuánto está la gasolinera más cercana?", el tiempo "Cortana ¿Cojo un paraguas?" o conversión "Cuántos euros son 23 dólares? Por mencionar sólo algunas de las funcionalidades que soporta. 
Por todo lo anterior me parece que WP es el sistema que te permite hacer más cosas en menos tiempo. La información está más concentrada y todo más a mano.


Alphabet, el nuevo "juguete" para los fundadores de Google


Primero fue el buscador, y después vino todo lo demás: la publicidad contextual, el buscador de imágenes, Gmail, Maps, Street View, Blogger... lo que tienen en común es que fueron productos innovadores, incluso revolucionarios y que encajaban entre sí como piezas que fortalecen su ecosistema y negocio centrado en la publicidad. Les hacía ser una empresa cada vez más competitiva distanciándose cada vez más de la competencia.

Pero de un tiempo a esta parte y guiada por las decisiones de sus fundadores Larry Page y Sergey Brin, Google ha sacado los pies del tiesto y se ha dedicado a comprar e invertir en áreas de lo más dispares y extravagantes, y que lo único que tienen en común es que están fuera de su área de competencia, a la vez que según mi opinión han descuidado su verdadero negocio que continúa creciendo sólo por inercia.

Comenzando por las Google Glass, la compra de una empresa que fabrica termostatos "inteligentes"por 3.200 millones de dólares o empresas de robots, teléfonos modulares y su pretensión de conseguir alargar la vida. Una colección de caras ideas descabelladas que parecen ser el nuevo divertimento de dos multimillonarios aburridos con el objetivo de que la humanidad les recuerde por haber logrado algo realmente grande. Algo completamente loable de no ser porque la gasolina para arrancar todos esos caros proyectos son los beneficios presentes y futuros de Google.

Debo reconocer que, ingenuo de mi, pensaba que todas esas locas ideas sólo eran una muy efectiva campaña de márketing con el fin de ofrecer una imagen de empresa innovadora (¡sorpresa! Microsoft invierte más en I+D que Google a pesar de la percepción popular) a la vez que desviaba las miradas de sus prácticas moralmente cuestionables (vender datos de usuarios, privacidad...), sus problemas de seguridad, o sus prácticas monopolísticas. Pero el reciente anuncio de Alphabet es toda una declaración de intenciones: lo que vendrán serán todavía más de esas ideas locas.

Ojo, no estoy diciendo que alguna o varias de esas descabelladas ideas no puedan llegar a buen puerto. Pero aunque así fuera si todo sigue igual de nuevo esos beneficios se volverían a jugar en el casino de las ideas locas cuyo inevitable final para el ludópata todos conocemos.



Creo que a la hora de analizar una empresa hay que fijarse principalmente en dos cosas:

  • Cómo gana dinero: modelo de negocio, sostenibilidad, fortalezas, amenazas, costes, márgenes...
  • Qué hace con el dinero que gana: que básicamente se reduce a 2 cosas. Realizar inversiones para fortalecer su negocio y/o retribuir a los accionistas mediante recompra de acciones o reparto de dividendo.
Y en este segundo punto es donde creo que Google empieza a cojear cada vez más. Como señalo, de unos años a esta parte no he visto grandes movimientos que tengan como fin fortalecer su ecosistema principal (o diversificar su negocio sin salirse de su área de competencia). Al contrario, lo que se hace es mantener altos costes estructurales e invertir ingentes cantidades de dinero en conceptos en los que ni la utilidad práctica ni su rentabilidad está clara, y mucho menos su ventaja competitiva. Y lo peor de todo es que esas inversiones son a costa de ningunear a los inversores.

La recompra de acciones o pago de dividendo ni está ni se le espera. La compañía se ha convertido en una dictadura en la que sus fundadores hacen y deshacen a su antojo ya que gracias a su invento de las acciones de clase B ostentan un 56% de poder de voto a pesar de que apenas poseen un 14% de los títulos de la compañía. Lo que la convierte en su juguete particular, en la que sus intereses por intentar "cambiar el mundo" y la de inversores no tienen por qué estar alineados.

A pesar de todo el mercado parece haber sucumbido al canto de sirenas, y el mero hecho de anunciar que van a dar nombre a este conglomerado sin que haya cambiado nada más, ya es suficiente para que la acción suba un 4%. Algo que me lleva a pensar que quienes están invirtiendo en Google pueden ser carne de burbuja.

Insisto. No estoy diciendo que algunas de sus ideas no puedan cosechar el éxito y cambiar el mundo. De hecho tengo mucha fe en cosas como la conducción autónoma. Pero dados los tintes especulativos que está cogiendo la acción me quedo con otros valores como Microsoft o Apple que centran sus inversiones en fortalecer su negocio y respetan al accionista.

Microsoft publica unos buenos resultados del Q4 a pesar de anotar pérdidas


Microsoft acaba de publicar unas pérdidas de 3.195 millones de dólares como consecuencia de 8.438 millones de gasto en reestructuración por la compra de Nokia y que Microsoft ya anunció el mes pasado. Excluyendo este gasto los beneficios hubieran ascendido a 5.243 millones, casi un 14% más que en el mismo trimestre del año anterior.

Todos los negocios importantes crecen a doble dígito aunque bajan los ingresos provenientes de las licencias como es lógico por la inminente llegada de Windows 10:
  • Office 365: lo usan 4 de cada 5 empresas Fortune500 y alcanza ya los 15 millones de suscriptores con un crecimiento del 74% respecto al año anterior.
  • Dynamics: crece un 15%
  • Azure: triplica ingresos
  • Surface: crece un 117% y eleva los beneficios a más de 900 millones sólo este trimestre.
  • Xbox: los ingresos crecen un 27% y los usuarios de Xbox Live aumentan en un 22%
  • Lumia: aumenta el número de unidades vendidas a 8,4 millones, sin embargo esta división aún no produce beneficios (y no lo hará en el corto plazo).
  • Licencias: caen un 34% en particulares y un 7% en empresas, lo cual entra dentro de lo normal teniendo en cuenta que Windows 10 sale al mercado la próxima semana. 
  • Bing: los ingresos crecen un 21% y ya supera un 20% de cuota de mercado en EEUU.

En relación al próximo año fiscal:

  • Se espera que Windows 10 comience a producir un aumento significativo de ingresos a partir de la segunda mitad del próximo año fiscal. Mencionan explicitamente un aumento de ingresos por publicidad (Bing/Cortana) y la Store. Los partners ya preparan más de 2.000 dispositivos que incluirán Windows 10.
  • Satya promete reducir las pérdidas de la división de móviles (todavía no habla de ganancias). La reestructuración estará "sustancialmente" completa a partir de la segunda mitad del próximo año fiscal, por lo que parece que en los próximos 2 trimestres también veremos unos gastos extraordinarios como los que les ha conducido a pérdidas este trimestre.
  • Bing será rentable a partir del próximo año fiscal.
  • Continúan con su objetivo de alcanzar los 20.000 millones de ingresos por la nube para el 2018.

En definitiva quienes busquen titulares sensacionalistas no verán más allá de las pérdidas producidas por un gasto de reestructuración (producto de un error: la compra de Nokia) que en cualquier caso es puntual y no recurrente (salvo quizás en los próximos 2 trimestres), pero lo verdaderamente importante es que asumen el error y toman todas las medidas necesarias para que la división de móviles deje de generar pérdidas, y que el resto de áreas de negocio muestran un crecimiento muy destacable.

Si es gratis ¿cómo ganará dinero Microsoft con Windows 10?


Microsoft es actualmente la compañía que más invierte en investigación y desarrollo (más que Google y más que Apple) pero que ello pueda continuar siendo así en el futuro obviamente depende de cómo sea capaz de monetizar sus productos y servicios. Microsoft actualmente ofrece a los fabricantes de dispositivos de menos de 9 pulgadas licencias gratuitas, a lo cual se sumará que los usuarios de Windos 7 y Windows 8 podrán actualizar gratis a Windows 10.

Todo ello forma parte de la estrategia de Microsoft de alcanzar la cifra psicológica de 1.000 millones de dispositivos con Windows 10 en 2-3 años, lo que dotaría a la plataforma universal del atractivo suficiente para despertar el interés necesario de la comunidad de desarrolladores para convertirse en el ecosistema al que aspira, y poder así de una vez por todas competir también en móviles y no sólo en escritorio.

Para algunos analistas la decisión de ofrecer Windows 10 gratis a determinados usuarios es un error con el que perderán dinero. Mi opinión es justamente la contraria. Microsoft ganará más dinero del que ha ganado jamás, y capitaneada por fin por un CEO inteligente cuyo lema es "mobile first, cloud first" alcanzará cotas que pocos imaginan.

Pero ¿cómo ganará dinero Microsoft con Windows 10?

  • Licencias: Windows 10 será gratis para usuarios particulares que dispongan de una licencia original de Windows 7 o Windows 8. Parece que se hará la vista gorda con los usuarios particulares con copias piratas y se les permita actualizar igualmente a Windows 10, con alguna limitación. Pero las empresas, que son la mayor fuente de ingresos para Microsoft, tendrán que adquirir licencias originales.
  • OneDrive: el servicio de alojamiento de archivos en la nube vendrá integrado en Windows 10 ofreciendo 15Gb gratis y planes a precios muy competitivos gracias a la economía de escala que sólo unos pocos gigantes como Microsoft pueden ofrecer. Quienes alguna vez hemos perdido archivos importantes por cualquier motivo sabemos valorar la importancia de tener una copia de seguridad en la nube.
  • Skype: el popular programa de comunicación también vendrá integrado en Windows 10 lo que previsiblemente incrementará su cuota de usuarios de pago.
  • Office 365: es el ejemplo del cambio que persigue Microsoft, de vender productos a ofrecer servicios. Office 365 ofrece por una cuota mensual de 7€ el paquete completo de aplicaciones de su suite ofimática (Word, Excel, PowerPoint, Outlook, OneNote, Publisher y Access) 1Tb de almacenamiento en OneDrive y 60 minutos al mes de Skype.
  • Edge: según los últimos benchmarks el nuevo navegador de Microsoft es más rápido que Chrome o Firefox. Como es evidente, el motor de búsqueda por defecto en Edge será Bing (el buscador de Microsoft).
  • Cortana: igual que Chrome o Firefox nos "acostumbraron" a utilizar la barra de url para realizar las búsquedas, Windows hará lo propio pero directamente desde la barra de tareas del sistema operativo, integrando en un único cuadro de búsqueda que tenemos en todo momento a mano la búsqueda de programas y archivos locales, la búsqueda en Internet y un asistente personal.
  • Tienda: la nueva tienda universal centralizará la venta de apps para todas las plataformas obteniendo Microsoft una comisión por la venta de las mismas igual que ocurre en Google Play o la Apple Store.
  • Actualizaciones automáticas: las actualizaciones en Windows serán automáticas y esto permitirá a Microsoft introducir nuevas mejoras e integración de futuros nuevos productos o adquisiciones. Por supuesto, dando libertad de elección al usuario que siempre tendrá la última palabra.
  • Hardware: de alcanzar la cuota suficiente para despertar el interés de los desarrolladores es muy probable que haga despegar por fin la venta de smartphones con Windows (en la actualidad es un SO a la altura de sus competidores, pero cuya flaqueza es la falta de apps en cantidad pero sobretodo en calidad por ser una plataforma minoritaria). Paralelamente una mayor popularidad e imagen de marca probablemente aumenten las ventas de otros dispositivos como Surface, Microsoft Band, o incluso accesorios.

¿Qué vendrá después?



Microsoft ha anunciado que Windows 10 tendrá la misma duración de soporte que sus últimos SO: 5 años de actualizaciones y nuevas funcionalidades y 5 años más con parches de seguridad. Todo aparenta continuidad en el modelo sin embargo un cambio drástico podría estar a punto de suceder.

Jerry Nixon declaró en una conferencia que Windows 10 será el último. No habrá más versiones o nuevos lanzamientos, todo se construirá a partir de Windows 10 y desde Windows 10. La idea es hacer de Windows un servicio en constante evolución en el que se vayan implementando mejoras mediante actualizaciones como por ejemplo hace Google con su navegador Chrome.

Windows evolucionaría de un pago por licencias y soporte de 5-10 años a un servicio con pago por suscripción en el que un modelo freemium tendría todo el sentido del mundo dadas todas las otras posibilidades de monetización que he enumerado anteriomente.

De hecho tengo la convicción de que la actualización gratuita para usuarios de Windows 7 y Windows 8 además de contribuir a alcanzar los 1.000 millones de dispositivos también sería una especie de "piloto" de Microsoft para determinar la viabilidad de un Windows gratuito. Haciendo un ejercicio de imaginación se me ocurren posibles paquetes:

Windows con Bing GRATIS
Windows para empresas 5€ /mes
Windows + Office + 1Tb OneDrive 10€ /mes


Es sólo un ejemplo, quédate con la idea no con el paquete ni el precio. En cualquier caso algo me dice que no tendremos que esperar al fin del soporte anunciado inicialmente de Windows 10 para ver algo así.